Asangel fortalece conocimientos en comunicación comunitaria a nuevos líderes

Por ana.mendoza el Mié, 24/06/2020 - 22:55
El proyecto Tejiendo lazos está enfocado en la integración colombo-venezolana en La Guajira
Asangel coordina clases virtuales para promover el cambio social en comunidades de La Guajira.

Dando cumplimiento al objetivo de fortalecer las competencias en comunicación comunitaria de jóvenes líderes en los municipios de Maicao, Uribia y Riohacha.

La población favorecida está conformada por alrededor de 60 personas entre niñas, niños adolescentes y jóvenes entre los 10 y 28 años de edad, pertenecientes a las comunidades migrante, de acogida, indígenas y población LGBTIQ+ ubicados en los municipios del departamento La Guajira, previamente focalizados para esta acción.

Maybelys Ávila, coordinadora de campo del proyecto, explica que apropiándose de las tecnologías, a través de los dispositivos móviles se crearon grupos de WhatsApp por municipio, donde se mantiene la comunicación y el dinamismo de estos encuentros. Se les dan las instrucciones a los participantes, se comparten unas vídeoclases, como un mecanismo estratégico para que los líderes reciban su formación aún en tiempos de pandemia.

Estas vídeoclases fueron grabadas previamente por los talleristas profesionales en cada área de estudio; luego, fueron cargadas al canal de YouTube de la organización, donde podrán ser observados por los participantes en el tiempo que dispongan, teniendo en cuenta que también atienden las clases virtuales académicas y los más adultos, sus compromisos laborales.

“Establecimos en mutuo acuerdo un horario para el encuentro y la plenaria sobre el tema específico que corresponda ese día, los chicos envían sus comentarios y luego se les dan directrices para realizar una actividad práctica que desarrollan como evaluación de la comprensión del tema impartido, ya que esa será la herramienta que les quedará para seguir utilizando y ser esos agentes de cambio dentro de sus comunidades”, detalla Ávila.

Es importante destacar que los temas impartidos en estos talleres son: Derechos ciudadanos y de la comunicación, Cómo contar historias e infociudadanía, El poder de la comunicación en la radio, La imagen como refuerzo de la narrativa ciudadana, además de talleres de redes sociales, libertad, xenofobia y aporofobia. Para ello, se contó con la participación de la abogada Duyelis Caballero, los periodistas Delvis Ibáñez y Ana Karolina Mendoza, el diseñador gráfico y fotógrafo Rafael Sifontes y el locutor Samuel Martínez, quienes abordaron los temas de acuerdo a su especialidad.

Con estos talleres, Asangel trabaja en posicionar el mensaje “Tú puedes ser más”, entre los migrantes venezolanos, como una invitación a demostrar sus valores como persona y poner en práctica el talento que cada uno de ellos tiene para sumar en el desarrollo de la sociedad donde actualmente se desenvuelven.

Ávila explica que las debilidades en cuanto a la conectividad, se han convertido en una oportunidad para desarrollar como complemento de las vídeoclases, guías didácticas con los contenidos de cada taller y las actividades que deben realizar. Así, quienes no pueden ver los vídeos, tienen la facilidad de utilizar este otro material de apoyo.

Como coordinadora de campo resaltó que en todo este proceso han contado con el apoyo de líderes de asentamientos que están motivados con esta iniciativa y son ellos quienes en algunos momentos se encargan de descargar y compartir los vídeos con los jóvenes cercanos.

 “Es una cadena de trabajo, todos se han unido para participar de esto, es lo bonito y lo que enriquece este proyecto”.

Cabe mencionar que los participantes de los talleres formativos pertenecen a barrios como La Cosecha, Cooperativo, Mano de Dios, 20 de Julio y Arriba, de Riohacha. En Maicao, se está trabajando con los asentamientos Cristo Vive, Monte Carlos, y niños del grado 6to de la I. E. Número Diez Sede Rodolfo Morales; en Uribia,  hay participantes de barrio Matadero. También hay grupos culturales como “Ocultos” y “Jóvenes Timote”.

Hablan los participantes

Algunos padres y jóvenes participantes hablaron de su experiencia en este nuevo programa de formación liderado por Asangel. Yenne Solano, migrante venezolana con más un año viviendo en Maicao, la calificó como una oportunidad para entender que “cada día podemos ser mejor persona y cambiar los pensamientos negativos que se tiene del venezolano”.

Liliana Pulido, colombiana retornada con más tres años viviendo en Maicao y actual líder de la comunidad Monte Carlo, manifestó  que los talleres se convierten en una herramienta fundamental que le sirve a los jóvenes para capacitarse y proyectarse en el futuro, sostuvo que los temas que se están tratando les ayuda a darse cuenta del valor que cada persona tiene, “no importa el lugar donde nos encontramos, todos somos valiosos y capaces de crecer, tenemos derecho de vivir dignamente, en cualquier país , todos somos hermanos” reiteró.

Por otra parte, Greissy Galvis, de nacionalidad colombiana destacó que como líder juvenil espera materializar todo el aprendizaje en beneficio de la sociedad y la comunidad a la que pertenece ya que actualmente se encarga de desarrollar actividades en pro de la población más vulnerable de la ciudad de Maicao, ya sean propios o migrantes, destacó que espera ser un apoyo para la organización. 

Para Ávila, los líderes que participan en este proyecto, son personas con grandes ideales, que ya manejan un discurso de cambio, empatía. Los califica de receptivos y ven la importancia de sentirse como comunidad y apoyarse para lograr la integración de colombianos y venezolanos, fortaleciendo los mensajes de solidaridad, comprendiendo que ‘somos ciudadanos del mundo y que juntos vamos a salir adelante, demostrando que podemos ser más’.

La Asociación Salto Ángel contempla llegar a los ciudadanos colombianos, a través del mensaje “Tú puedes ser mi pana”, y con el apoyo del Programa de Alianzas para la Reconciliación (PAR) de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y ACDI/VOCA; pretende destacar que la integración entre ciudadanos de distintas nacionalidades es posible, más aún si se considera la relación histórica entre Colombia y Venezuela y la cercanía geográfica de los territorios, que puede convertirse en argumento para trabajar por el bien común, pues al final colombiano y venezolano, bien riman con hermano.

 

*Por Asanagel